lunes, 11 de febrero de 2013

Juegos de mesa: Warhammer Invasion

Hoy el juego del que va a tratar la reseña no es propiamente un juego de mesa, si no más bien de cartas. El juego es Warhammer Invasion, un llamado LCG (Living Card Game), lo que viene a ser un juego de cartas SEMIcoleccionable. A pesar de llevar la palabra Warhammer en su nombre poca relación tiene con los wargames de Games Workshop. En cuanto a la mecánica, pero en cuanto al trasfondo es el mismo y hace buen uso de él.

En el juego encarnamos a un ejército de Warhammer Fantasy (orcos, enanos, imperio o caos) y nuestro objetivo será destruir al contrario incendiando dos de sus tres zonas.

Los jugadores desarrollarán durante sus turnos, las diversas zonas de su capital (Reino, Aventuras o Campo de Batalla) en pos de conseguir más recursos en los próximos turnos (Reino), robar más cartas e incrementar sus manos (Aventuras) o preparar o atacar a sus oponente (Campo de Batalla). En esas zonas colocarán Unidades para atacar (Campo de batalla) o defenderse (cualquier zona), cartas de apoyo que van desde armamento, encantamientos, diversos edificios, hechizos, o cartas de tácticas (estas últimas que se pueden jugar en tu turno o en el del adversario a menos que la carta indique lo contrario). Un jugador también puede colocar un carta boca abajo por turno en una de sus zonas, que representa un desarrollo realizado en la zona, el cual incrementa en 1 los puntos de de daño que puede sufrir la zona, y luego ayuda a determinadas cartas jugadas en esa zona si la carta así lo indica. Poco a poco la capital de cada jugador se irá inundando de tropas, edificios, encantamientos, desarrollos... y los continuos ataques se producirán de un lado a otro.


Cada jugador tiene un mazo de cartas que ha construido previamente. No voy a enrollarme explicando las reglas porque hay un vídeotutorial muy bien hecho, explicado por fases y con una partida de ejemplo.

A priori, podría parecer un juego lento y que da bastante pereza aprender sus reglas, pero una vez cogida la mecánica el juego es muy fluido y las partidas no suelen durar más de media hora.

La calidad del material es bastante alta (salvo la caja quizá a la cual le sobra mucho espacio) y lo bien que están hechas las ilustraciones de las cartas ayudan mucho a que el juego sea más inmersivo.

El juego tiene un buen equilibrio entre azar (según el orden en que robes las cartas del mazo construido por ti) y la estrategia tanto al atacar como a la hora de desarrollar tu base o contraatacar. El juego, al obligarte al menos a defender dos zonas siempre, requiere más estrategia y da pie a jugadas más enrevesadas.

Es un juego para dos personas, aunque con ciertas modificaciones se pueden jugar cuatro, si tienes un nuevo jugador tendrás que tener algo de paciencia al principio para que pille la mecánica pero enseguida engancha y te metes de lleno.

El juego está creado por Eric. M. Lang para Fantasy Flight Games y ha sido editado en español por Edge Entertainment, la cual ya ha publicado la caja básica tres expansiones deluxe (altamente recomendables) y 6 ciclos (de 6 barajas de 40-60 cartas cada una).

Con el juego básico se puede jugar perfectamente y si quieres manejar otras razas (altos elfos, elfos oscuros, hombres lagarto o no muertos) las expansiones deluxe además de completar los otros ejércitos te permitirán llevar a estas nuevas razas. Las expansiones de ciclo no son tan útiles. Obviamente si quieres jugar torneos deberás construirte un mazo potente y necesitarás comprar muchas expansiones o cambiar muchas cartas. Pero para jugar con los amigos la caja básica y mejor si están las expansiones deluxe vas sobrado, yo las compre a medias con un amigo para abaratar el coste, otras personas se concentran en una sola raza y compran el juego entre más gente.

El tema de si los juegos LCG son igual o más sacacuartos que las Magic se ha discutido mucho. En mi opinión si el juego básico es "jugable" y las expansiones no dejen de ser un añadido y no un requerimiento (como es en este caso) no son un timo. Podría parecer que es caro pagar por una baraja de ciclo 15 euros y  el ciclo en total te saldría por 90 euros por tener tres copias de 120 cartas nuevas, si miramos a lo que nos sale la carta sería a 0.25 euros, además que sabríamos de antemano que cartas compramos, no sería una lotería como la venta por sobres que siempre salen mucho más caros.

Resumiendo, es un juego muy divertido para aquellos: que les guste el trasfondo de Warhammer, para los que disfrutan de un juego de estrategia, para la gente desencantada de Magic, para los que quiere un juego de turnos accesible pero complejo y/o para los que disfruten de gestionar un ejercito vigilando tanto el campo de batalla como la gestión de recursos.

1 comentario:

  1. Buenas explicación, tenía curiosidad por estas cosas, gracias.

    ResponderEliminar

Gracias por tu comentario.