sábado, 18 de febrero de 2012

El origen del Carnaval

Tras ver el origen de la Navidad, de los Reyes Magos, de Santa Claus y del día de San Valentin, hoy hablaré del Carnaval.


Según el Diccionario de la Real Academia, el término carnaval procede del italiano carnevale, de carne (carne) y levare (quitar). La celebración del Carnaval tiene su origen probable en fiestas paganas, como las que se realizaban en honor a Baco (bacanales), las saturnales y las lupercales romanas, o las que se realizaban en honor del dios Apis en Egipto, así como las fiestas de las cosechas de los pueblos sumerios, fenicios y el Imbolc Celta. En realidad no hay cómo comprobar científicamente dónde y cuándo nació el Carnaval. Pero lo que sí sabemos es que las máscaras, la música y  los disfraces son los elementos comunes de estas características fiestas que se celebraban entre Febrero y Marzo.



Según los historiadores, los orígenes de las fiestas carnavalescas se remontan a más de 5.000 años pero es a raíz de que el cristianismo se instaurase en Roma cuando se unifican como una única celebración, esta fiesta se difundió rápidamente  por Europa (territorio romano), aunque no es hasta la edad media cuando adquiere oficialmente el nombre de  Carnaval (carne levare), los colonizadores exportaron la festividad a América allá por el siglo XV adquiriendo el nombre de Mardi Gras (Martes Graso), ambos nombres hacen referencia a la prohibición de comer carne en cuaresma, aunque hay otras teorías acerca de los orígenes de su nombre.

Una curiosidad, la costumbre de arrojarse distintos tipos de elementos fue heredada de los romanos. Pero el arrojar confeti, tuvo su origen en una imprenta de París, allá pos el siglo XVII, un obrero que perforaba pliegos de papeles de colores al ver caer los redondelitos sobrantes los juntó y se los regaló a su hijo, el obsequio causó sensación entre los niños y adultos, quienes comenzaron a encargarle bolsitas de papel picado para arrojarlo durante los días de carnaval.
La fecha de carnaval varía de un año a otro. Y está marcada en el calendario por la Iglesia Católica que la calcula según la fecha del Domingo de Pascua de Resurrección. Pese a seguir considerándose una fiesta no cristiana, en el año 590 d.C., la iglesia lo empezó a programar oficialmente en su calendario. El hecho de que preceda inmediatamente a una fiesta móvil cristiana como es la Cuaresma provoca que el carnaval se celebre cada año en fechas diferentes.
El primer miércoles después del carnaval, llamado "miércoles de ceniza", es el que da inicio a la Cuaresma, el carnaval se calcula en relación con la Semana Santa. Entre el Miércoles de Ceniza y el Domingo de Pascua de Resurrección han de pasar 45 días.
Hay países en que se comienza la celebración del carnaval en distintas fechas, como en algunos lugares de Alemania en que se inicia el 11 del 11 a las 11 horas 11 minutos, también los hay que lo comienzan cuando termina la Epifanía, el 6 de enero.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por tu comentario.