martes, 19 de abril de 2011

Dominios fuera de su país

El 15 de marzo de 1985 se producía un hecho histórico y fundacional para lo que después sería Internet tal y como la conocemos. Se produjo el primer registro de un dominio punto com. Concretamentesymbolics.com, por parte de la compañía del mismo nombre. El uno de enero de ese mismo año se había registrado el primer punto net, por parte deNORDUnet, una organización de cooperación entre las redes de los países nórdicos. El 24 de abril aparecerían los primeros dominios punto edu, los de las universidades de Berkeley, California y Purdue. Los punto org serían inaugurados por la Corporación Mitre en julio del 85. Y no mucho después aparecerían los dominios geográficos de cada país, que la IANA, actual ICANN, adjudicó a cada país basándose en el código de dos letras de la Organización para la estandarización, más conocida como ISO. El dominio español, el punto es, fue asignado en 1988, aunque el primer nombre registrado no apareció hasta 1990, y no fue otro quenic.es, la organización encargada de la gestión del dominio punto es.

Los códigos de dos letras para los distintos estados y territorios dependientes del planeta fueron asignados, como se comenta más arriba, basándose en la lista de la ISO, realizada en los años setenta, con algunas excepciones, como otorgarle el .uk al Reino Unido además del que le correspondía según la ISO, el .gb. La globalización y la práctica inexistencia de fronteras dentro de la web han provocado que muchos de estos dominios, originalmente concebidos para páginas relacionadas de un modo u otro con el país al que fueron asignados, terminaran siendo usados para propósitos en nada relacionados con ello. ¿Cuántas páginas terminadas en .tv hablan de Tuvalu? ¿Last.fm está en Micronesia? ¿Alguna página registrada bajo el dominio .tk tiene algo que ver, aunque sea remotamente, con Tokelau?


En total existen más de doscientos dominios de nivel superior geográfico o ccTLDs. Cada país tiene el suyo, pero también cada territorio dependiente, por pocos habitantes que tenga. O aunque no tenga ninguno. La isla de Bouvetvieja conocida de este blog, es básicamente un peñasco helado en los límites del Océano Antártico que técnicamente pertenece a Noruega, y en el que no vive ni ha vivido nadie jamás. Sin embargo, tiene su propio dominio geográfico, el .bv, que, como la propia isla, no se ha usado jamás para nada que no sea contar que existe y que está vacío. Otros lugares casi tan deshabitados como la isla noruega también tienen su propio dominio geográfico, que los locales usan entre poco y nada. Es el caso de Tokelau, un territorio dependiente de Nueva Zelanda con poco más de mil habitantes cuyo dominio, el.tk, se ha convertido básicamente en un servicio de redirecciones en el que cualquiera puede registrar cualquier página, como por ejemplo fronteras.tk, sin que esta tenga nada que ver con el archipiélago.

Uno de los tres atolones que componen Tokelau. Es lo que parece, sí, una playa en mitad del océano. Normal que no usen mucho el dominio.
Algunos países han aprovechado el parecido de sus códigos ISO y, por tanto, de sus dominios geográficos con siglas de uso común para comercializarlos entre empresas de determinados sectores. El caso paradigmático es el de Tuvalu, cuyo dominio .tv es usado en todo el planeta para sitios relacionados con la televisión, vídeos o porno. El día en el que les dieron el dominio a los tuvaluenses les tocó la lotería. La asignación está arrendada a la compañía Verisign por un periodo de doce años, a razón de un millón de dólares al trimestre. En un país donde el producto interior bruto es de 12 millones de dólares, ello supone un tercio del total de los ingresos nacionales. Casi nada. Otro caso llamativo es el .fm, dominio que pertenece a la Federación de Micronesia y que es usado por estaciones de radio de todo el mundo. El dominio .am, que pertenece a Armenia, no ha tenido tanto éxito, pero también se usa para emisoras radiofónicas de Onda Media o AM. El dominio armenio también se ha usado para realizar domain hacks, juegos de palabras con los dominios de manera que se forman palabras o frases con el dominio geográfico. El servicio de redireccionamiento I.am (yo soy) es probablemente el sitio armenio más visitado. Otros casos similares son el conocidísimo del.icio.us, el ya desaparecido lapagina.de, radicado en Alemania, y el agregador Blo.gs, cuyo dominio pertenece a lasIslas Georgia del Sur y Sandwich del Sur.
Hay más casos de usos curiosos de dominios geográficos. El de Yibuti,Djibouti en francés, es .dj, lo que permite a los disc jockeys de todo el mundo tener un dominio personalizado donde colgar temazos y mezclotes (como en discjockey.dj, por ejemplo). El dominio .mu, perteneciente a la República de Mauricio, es usado también por grupos de música (ver Pendragon.mu o Muse.mu). El dominio .cdpertenece a la República Democrática del Congo, pero aparentemente se usa para sitios relacionados con discos compactos o CDs (no he encontrado ningún ejemplo, si alguien lo hace, que avise en los comentarios). El .as, asignado a la Samoa Americana, se usa en la región española de Asturias (en ocasiones combinado con un truco de dominio, como Asturi.as). El .si, de Eslovenia, fue usado por un político mexicano durante su campaña electoral (jorgearana.si, que no existe como web pero es el dominio de correo electrónico del susodicho), el .la, de Laos, se comercializa como dominio para Los Ángeles, y el .ni, de Nicaragua, como el de Irlanda del Norte. Por posibilidades no será. Hay doscientos cuarenta y tres dominios geográficos. En un mundo, Internet, en el que las fronteras son no sólo difusas sino en ocasiones inexistentes, lo geográfico importa mucho menos que lo útil.

Visto y copiado de fronterasblog.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por tu comentario.